Sin categoría, Vicky Molina

El final terrible de la entrevista con Magnus

Así terminó la entrevista a Magnus Regina Von C para el próximo número de LaMaGa y la vida de sus entrevistadores. Lo dieron todo por este proyecto. Aún quedan valientes… y monstruos que terminan con ellos…

La culpa fue de Bram Stoker

#revistalamaganews  #cultura #pensamiento #art

Anuncios
Estándar
literatura, Resultado ejercicio Gimnasio Literario de hoy

Ficciòn rodante 3: Ahora tù lector seràs la vìctima

*Resultado ejercicio espontáneo gimnasio literario Las tardes de Atenea de hoy
 63646050_b36b363737_1473097760228
Lo siento cien mil. Un millón de veces. ¿Cómo podría saber yo que, usted, lector, iba a terminar siendo víctima en esta historia? Estos dos desalmados finalmente no murieron como estaba previsto en mi borrador inicial. Como le juro deseaba sucediera, pero soy un narrador débil. ¿Usted mataría a sus hijos aún sabiéndolos malvados, asesinos en potencia? Créame que aunque diga que sí rápidamente, deja la empatía muy lejos de un ejercicio mental serio.Estos desalmados comenzaron con las ovejas aquella tarde. El pastor tampoco se les escapó. La carretera estaba sola y apenas el coche podía andar con tanta carne lanuda pegada en la goma, que recuperaba su desplazamiento sobre la suave sangre del hombre. Adrenalina. Sentido. Sólo querían eso. Estaban demasiado solos. Demasiado conectados. Conectados con el mal por un módico precio de conexión wifi en el iphone.

No puedo aclararte en este momento, querido lector, la hora en la que serás atropellado, sí que será poco después de leer este relato, en un paso de cebra, cuando pienses que los has visto y te des cuenta que esos no son ellos, aunque los veas morenos y con acento arábigo en la piel.  Ni ellos mismos, ni siquiera yo sé por qué lo harán y por qué lo seguirán haciendo durante unos meses más hasta que los detengan. Pero ellos se sentirán importantes. Protagonistas. Parte de algo que ellos harán grande. Simplemente, aunque sea por una sola vez, quieren tener su propia noticia, y no seré yo quien les quite el capricho.

Estándar